Un flamenco salsero

Comments are closed

Diego El Cigala realizó un trabajo casi antropológico y arqueológico al seguir la pista del género en las ciudades donde hizo ebullición en los años 70 y 80

El cantante flamenco Diego El Cigala ha continuado su largo romance con los ritmos latinos, quizá de la manera más apasionada, en ‘Indestructible’, el álbum en el que rinde homenaje a los maestros de la salsa con un repertorio de clásicos como ‘Periódico de ayer’, ‘El ratón’ y ‘Juanito Alimaña’.

El amor de El Cigala por la salsa comenzó a gestarse hace mucho tiempo, gracias a su padre.
“La salsa llegó a mí porque yo ya escuchaba desde chiquitito al Gran Combo de Puerto Rico, escuchaba a Antonio Machín, a Lucho Gatica. Nuestro padre, que había viajado a Latinoamérica, traía discos de salsa”, reveló.
¡
“Nunca pensé en mi cabeza que podía hacer un disco de salsa, no por nada yo siempre pienso como flamenco, yo todo lo que canto y todo lo que hago lo canalizo desde el punto de vista de ese cantaor de flamenco, porque si no lo hiciese así, si lo mirase desde otro punto de vista, ya para eso nos quedamos con los salseros, con los genios”.

El Cigala continuó su camino por la música flamenca hasta que, ya siendo un profesional, regresó a los ritmos latinos con ‘Lágrimas Negras’, su álbum de 2003 con Bebo Valdés, galardonado con el Latin Grammy.

“Ahí fue cuando yo empecé a descubrir Latinoamérica, Cuba”, apuntó.

A Bebo agradeció el gran aprendizaje: “Tuve en realidad la ‘master class’ que había que tener”. En ‘Indestructible’ le dedica una canción al pianista cubano fallecido en 2013, ‘Fiesta para Bebo’ con Los Muñequitos de Matanzas.

“Fue muchísima emoción porque todos esos señores (Los Muñequitos) amaban y adoraban a Bebo Valdés”, comentó.

Para El Cigala, la respuesta en el mundo de la salsa a su nuevo álbum ha sido positiva: “Ha sido genial, no ha habido nadie que ponga un grito en el cielo, todo mundo (dice) ‘discazo y discazo’’’, sostuvo.
Esto se refleja en su nominación a los Premios Billboard de la Música Latina, que se entregarán el 27 de abril en Miami, en la categoría de ‘Tropical Albums’ artista del año solista, en la cual compite con Manny Manuel, Marc Anthony y Víctor Manuelle.

“Me llenó de orgullo de decir qué, bueno, por lo menos no hemos hecho nada contraproducente”.
En cambio, durante la gestación de su álbum evitaba mostrar su trabajo a sus colegas flamencos.
“No dejaba que escuchara nada, nadie, cuando llegaban al estudio apagaba los aparatos y no ponía nada”, recordó.
El cantante se propuso hacer “salsa de la pura y de la dura” y para lograrlo hizo un trabajo casi antropológico y arqueológico al seguir la pista en las ciudades donde hizo ebullición en las décadas de 1970 y 80, involucrando a más de 70 músicos en el proceso. San Juan, Puerto Rico; Cali, Colombia; Miami; Nueva York; y, por supuesto, La Habana, Cuba, fueron sus destinos, aunque también fue inevitable que grabara una parte en Jerez, España.

“Lo más laborioso de todo esto fue hacer el repertorio, el repertorio lo hicimos yo y mi compañera y nos llevó como un año… Llegábamos por la noche a ver en el YouTube a todos”.

Al final escogió 11 temas, “como un traje a la medida”. Oscar D’León, e integrantes de Fania All Stars como Bobby Valentín, Jorge Santana y Luis ‘Perico’ Ortiz fueron algunos de sus invitados. Entre las piezas destacan ‘Cómo fue’ y ‘Tiempo de boleros’ con Gonzalo Rubalcaba al piano.
“Son los dos únicos temas que están grabados en directo, en una sala, en Miami, en un estudio, nada, de uno una cabina y el piano el otra”, señaló El Cigala.

El disco, editado por Sony Music, se lo dedicó a su fallecida esposa Amparo, quien estuvo involucrada en la selección de los temas y murió en 2015 a causa de un cáncer.

“Fue muy fuerte, estuvo ella todo el rato ahí, habiendo ya muerto ella estaba latente todo el rato”, contó el músico. “Desde que fuimos a Puerto Rico con la Fania, cuando reunimos a toda la Fania después de 25 años que no se veían, y cuando entramos por el plató, estaba el aura de Amparo”.

“Qué mejor tributo que hacérselo a Amparo, ya la salsa, esa salsa que estaba desaparecida”, agregó.

Comments are closed.