Crece el número de menores desamparados en las escuelas de NYC

Comments are closed

Un nuevo reporte dado a conocer esta semana determinó que 10% del total de  jóvenes y niños que acudieron a las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York  el pasado año escolar estaban en condición de desamparo, lo que representa un aumento en comparación con el periodo 2015-2016.

El estudio, realizado por el New York State Technical and Education Assistance Center for Homeless Students (NYS-TEACHS), un programa de la organización Advocates for Children of New York (AFC), encontró que 148,215 estudiantes de los distritos escolares del estado no contaban con un hogar estable, lo que representa un aumento del 6% en comparación con el año escolar 2015-2016.

Específicamente el análisis de NYS-TEACHS, que se fundamenta en las estadísticas del Sistema de Información para Estudiantes (SIRS) del Departamento de Educación del Estado, indicó que solo en las escuelas públicas de la Gran Manzana en el año escolar 2016-2017 se reportaron 104,088 estudiantes sin hogar o en un hogar temporal, lo que representa el 10% de la población estudiantil de la ciudad de Nueva York.

“Uno de cada diez estudiantes de Nueva York no tiene hogar”, expresó en un comunicado de prensa Kim Sweet, directora ejecutiva de la AFC. “El número de niños y jóvenes sin hogar en Nueva York es el doble del tamaño de todo el sistema de escuelas públicas de Boston”.

Según cifras de Safe Horizon, en años recientes el 38% de los estudiantes desamparados eran afroamericanos y el 25% hispanos. Además, el 44% del total son de la comunidad LGBT y el 53% son varones.

PS 188 en el Lower East Side donde la gran mayoria de estudiantes son desamparados.PS 188 en el Lower East Side donde la gran mayoria de estudiantes son desamparados.
Sin hogar 1 de cada 7 estudiantes en NYC
Las cifras de la AFC son similares a las reportadas recientemente por el Institute for Children, Poverty and Homelessness. Según la agencia, en el año escolar 2015-2016 se registraron 100,000 estudiantes sin hogar, lo que equivaldría a la población de Albany. La cifra representa 1 de cada 7 alumnos de escuelas públicas en la ciudad en los últimos 14 años.

Sin embargo, de acuerdo con las cifras más recientes del Departamento de Servicios para Desamparados de la Ciudad (DHS), hasta el 10 de octubre se contaron sólo 22,964 menores en los refugios de la ciudad.

“El DHS y el Departamento de Educación (DOE) siguen enfocados en atender las necesidades únicas de los estudiantes en vivienda temporal, por lo que estamos trabajando juntos para aumentar el personal dedicado a ayudar a esta población, además de establecer un conteo de datos en tiempo real entre las agencias para brindar apoyo a las familias al borde de la falta de vivienda”, dijo Jaclyn Rothenberg, portavoz del alcalde Bill de Blasio. “Hemos lanzado un plan a principios de este año que ofrece a esas familias -con niños y jóvenes- la oportunidad de permanecer cerca de sus comunidades y escuelas, hasta que se recuperen de la situación que enfrentan”.

La AFC dijo que, en los últimos años, la Ciudad ha dado algunos pasos positivos para disminuir la población de estudiantes en desamparo, como ofrecer transporte a estudiantes de kindergarten a sexto grado que viven en refugios, aumentar la matrícula del programa de pre-K entre los niños en desamparo y la contratación de más trabajadores sociales para las escuelas públicas con más población de estudiantes sin vivienda, como la P.S. 188 del Lower East Side, en Manhattan. En el 2016, el 47% de estudiantes matriculados se identificaron como desamparados.

“Es un asunto de todos”
La puertorriqueña Consuelo Vega, abuela de un estudiante de la escuela P.S. 188, comentó que la situación es innegable.

“La madre del amigo del nieto mío vivió en un refugio hace unos dos años. Ella tuvo que dejar su apartamento por una crisis familiar. Muchas madres de la escuela son solteras y no pueden pagar un lugar decente para ellas y sus niños”, dijo Vega. “No se puede conseguir renta barata en ninguna parte, las familias no pueden pagarlo, no ganan suficiente”.

El verano pasado, los padres y maestros de la escuela lanzaron la campaña “Adopta un Estudiante”. La meta era proveer útiles escolares a los niños en condición de desamparo.

“Cualquier cosa que se haga por esos niños es poco, hay mucha necesidad”, dijo Amado Moreno, un padre de la escuela. “Se puede perder la casa y el trabajo en cualquier momento. Hacemos lo que podemos para ayudar, los niños sin hogar es asunto de todos, nos debe importar a todos”.

Sweet reconoció el interés de la administración del Alcalde en aliviar la situación que enfrentan miles de familias en la ciudad, pero hizo varias recomendaciones para incrementar el acceso a servicios y recursos, incluyendo el aumento de trabajadores sociales del DOE para estudiantes en vivienda temporal.

“Estamos complacidos de que la canciller Carmen Fariña identificó las necesidades de los estudiantes sin hogar como una de sus prioridades para este año escolar”, agregó Sweet.

Falta vivienda asequible
De acuerdo con la Ciudad, el incremento de familias sin hogar está asociado a la pérdida de vivienda asequible. De 1994 a 2012, la Gran Manzana perdió cerca de 15,000 apartamentos de renta estabilizada. Además, entre 2005 y 2015, la renta aumentó en 18.4%, mientras que el ingreso mínimo solo registró un incremento del 4.8%.

Para responder a las necesidades de las familias neoyorquinas sin hogar, el DOE contrató 117 nuevos profesionales, que colaboran con el DHS, dedicados a apoyar a estudiantes en vivienda temporal, según la agencia.

@eldiariony

Comments are closed.