La venta del ron cayó un 13 % en el último año por las cargas impositivas

Comments are closed
La aplicación del incremento de la carga impositiva y tributaria dispuesta en la reforma fiscal de 2012 ha provocado una caída de un 13 % en la venta y consumo nacional del rondominicano en los últimos 12 meses.
Más del 65 % del valor de la factura en la compra del ron local es para el pago de impuestos y el 35 % restante es el precio del producto como tal.
Esta situación deja en desventaja al país frente a otras naciones, que pagan entre ocho y 12 dólares por un litro de alcohol, mientras el rondominicano cuesta alrededor de 15 dólares.
Así lo aseguraron ayer Vinicio Subero, César Gómez y Eduardo Galíndez, directores Comercial, de Finanzas y de Operaciones de la empresa Ron Barceló, al participar en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio.
Subero informó que Ron Barceló paga al Estado dominicano más de mil 500 millones de pesos de impuestos al año.
Declaró, sin embargo, que han aumentado su producción de 175 mil cajas en el año 2012 a 2.2 millones al finalizar 2017, porque el 65 % del producto se exporta y solo 35 % se queda en el mercado local.
Dijo que en los últimos 15 años han realizado inversiones en infraestructura por un monto superior a los 100 millones de dólares.
El ejecutivo explicó que de tener en 2002 una planta de elaboración de ron, Barceló cuenta hoy con unas 100 mil barricas y una destilería propia que es de las más eficientes del Caribe, “ y quizás una de las más eficientes del mundo y totalmente amigable con el medioambiente”.
Proyección internacional
Ron Barceló ocupaba en el año 2002 la posición número 38 dentro del ‘ranking’ mundial, pero hoy, al competir con más de 200 marcas, ocupa la número 3, según la empresa inglesa International Wine Spirit Report y WSR.
Subero destacó que de tener siete empleados y una estructura pequeña, en la actualidad Ron Barceló cuenta con 695 trabajadores entre todas las empresas y generan más de mil 500 empleos indirectos.
Detalló que al inicio exportaban el destilado a siete países y a finales de 2017 contaban con una presencia en 76 mercados, siendo la marca líder en dos grandes mercados como el de España y el de Chile.
“También tenemos presencia en Rusia, Kazajistán, Ucrania, la India; todos los países de Centroamérica, a excepción de Belice y Nicaragua; Sudamérica, Alemania y Polonia”.
No obstante, Subero consideró que aun tienen un reto en el mercado de Estados Unidos, porque aunque son la primera marca de ron dominicano, todavía dependen de compradores étnicos.
Contrabando
César Gómez, director de Finanzas, lamentó las prácticas de contrabando del sector del ron, aunque advirtió que las pérdidas son para el país, porque deja de percibir el pago de impuestos.
Valoró la labor que realiza el Gobierno a través de las direcciones de Impuestos Internos y General de Aduanas, que tratan de ubicar a esos contrabandistas y combatir esas fábricas clandestinas.
Parte de la historia
El inicio de un ron visto como marca país
—1— El origen
Ron Barceló nace en San Pedro de Macorís de las familias Barceló Díaz y García.
—2— Internacional
En la década de 1980 encabezaba lista de los rones nacionales preferidos y en 1992 inició su internacionalización.
—3— 100 % vertical
Tiene sus propios campos de caña de azúcar y se encarga desde la siembra de caña hasta el embotellado y comercialización del ron.
—5— Materia prima
La destilería produce el alcohol a partir del jugo de caña y el bagazo de la misma se usa como el combustible.
Ron Barceló trabaja sin contaminar el clima
Certificación. Eduardo Galíndez, director de Operaciones de Ron Barceló, aseguró que esa empresa es la única marca de destilado a nivel mundial certificada como “carbono neutral”, porque compensan todas sus emisiones de gases con efecto invernadero.
Explicó que esa compañía tiene más de 10 años con la certificación ISO 9000-14000, que avala los altos estándares de operación en todo el proceso productivo del ron.
Dijo que están enfocados en la eficiencia y cuidado del medioambiente, así como en devolver bienestar social a través de una fundación en la zona de Quisqueya, en San Pedro de Macorís, donde ofrecen transporte diario a más de 100 niños hasta la escuela.
“Trabajamos con los envejecientes de la zona, que son personas que no tienen dolientes o quien los cuide, entonces a través de nuestro mismo proceso de alimentación de la planta les llevamos comida a ellos, para que tengan al menos una cena digna todas las noches”, dijo Galíndez.
Resaltó que de los chicos que llevan a la escuela ya hay dos universitarios y tiene trabajando con ellos algunos graduados que hicieron sus prácticas en la empresa.
También capacitan a profesores de la zona, a través de los mismos empleados de la destilería y llevan charlas con temas de salud, manejo de agua y de los residuos para que los comunitarios tengan mejor calidad de vida.(El Día)

Comments are closed.