Cualquier cosa menos el Subway: neoyorquinos viajan cada vez más en ferry

Comments are closed
 NYC Ferry está cumpliendo su primer aniversario y, coincidencia o no, cada vez más neoyorquinos lo están usando, mientras por segundo año consecutivo cayó el número de pasajeros en el subterráneo, en medio del deterioro de su servicio.

El mismo Andy Byford, presidente de la autoridad de transporte de la ciudad (NYCTA), admitió en febrero que si los pasajeros no reciben un buen servicio, recurrirán a otras opciones de tránsito para desplazarse.

NYC Ferry se lanzó en mayo de 2017 y transportó 3,7 millones de pasajeros en su primer año, con sólo cuatro de las seis rutas ya activas en el East River. Las proyecciones originales estiman 4,6 millones de pasajeros cuando esté en pleno funcionamiento, cifra que se proyecta sobre 9 millones de aquí a cinco años, en 2023, casi el doble de lo que se calculó por primera vez.

Las otras dos rutas se activarán a fines de este verano, entre El Bronx y el Bajo Manhattan. La Corporación de Desarrollo Económico de la ciudad (NYCEDC) planea trayectos adicionales, incluido uno que preste servicio en Staten Island.


El servicio ha resultado ser más popular de lo que inicialmente se anticipó. Los boletos cuestan igual que el Metro ($2,75 dólares) y los barcos sirven bebidas alcohólicas. Además, la seguridad, la limpieza y el paisaje son superiores a los del subterráneo, así como el acceso a cobertura de telefonía durante el trayecto.

A pesar de la popularidad del sistema, la flota de NYC Ferry tampoco está exenta de problemas. New York Post informó en noviembre pasado que seis barcos fueron brevemente desactivados después de que la corrosión significativa los hizo recibir agua.

Durante una conferencia de prensa en una parada de ferry en Bay Ridge, Brooklyn, el alcalde Bill de Blasio anunció el jueves que la ciudad invertirá otros $300 millones de dólares en los próximos años para mantener la evolución en el servicio.

El dinero se destinará a nuevos buques de 350 pasajeros, mejoras a muelles y la creación de un segundo puerto base en Brooklyn Navy Yard, donde se mantienen y reparan los transbordadores.

“Podremos aumentar el servicio de inmediato y reducir el tiempo de espera en el proceso“, agregó el alcalde. Uno de los objetivos, dijo, es llegar a un acuerdo con MTA para vincular ambas redes “porque sería genial para la gente” pagar una sóla tarifa.

@eldiariony

Comments are closed.