Los exgordos del entretenimiento dominicano

Comments are closed

Perder libras por cuestión de salud o para verse mejor en los escenarios es una preocupación que ha ganado mucho terreno en la clase artística dominicana que ha decidido cambiar el gimnasio por el quirófano en los últimos años.

No solo la mujer se dedica hoy más que nunca a definir mejor sus atributos físicos, “verse bien” también es cosa de hombre en el espectáculo.

En el mundo del entretenimiento local, el tema de la salud es la principal justificación desde que el exgordo Luis José Germán sorprendió al someterse a una bariátrica. A partir de entonces varios famosos han recurrido a este procedimiento médico para adelgazar de forma rápida.

Uno de los casos más recientes es el de Rafely Rosario, quien se sometió a una operación de manga gástrica debido a su constante lucha con su peso. Los resultados no se han hecho esperar. El joven merenguero ha perdido unas 80 libras y su delgada figura resalta en el frente de la orquesta Los Hermanos Rosario. “Mi operación, más que todo, fue por salud; tenía el colesterol del malo en 200, que es mucho, me podía dar algo en cualquier momento y no podría aguantarlo por mi edad (32)”, explicó hace pocos días en un extenso mensaje en Instagram, donde motivó a su público a amarse a sí mismo, sin importar los estereotipos que impone la sociedad.

Mayores comentarios ha provocado el proceso de adelgazamiento del cantante Linor Espinal, mejor conocido como “El Chaval de la Bachata”. Su temor a desarrollar diabetes lo llevó al quirófano para una cirugía bariátrica, y ya ha perdido unas 100 libras de masa corporal de las 290 que llegó a pesar. “Eran muchos años de dieta, pero por mi estilo de vida la rompía y no era fácil llevarla. Ahora me siento nuevo, me siento como cuando tenía 20 años, porque el peso que tengo ahora lo tenía en esa edad”, confesó.

Una dieta efectiva unida a horas de gimnasio tampoco le rindió frutos al salsero Michel “El Buenón” para dejar atrás su figura curvilínea por razones de salud. El antes y el después de Juan Carlos Pichardo Jr. también es sorprendente. En el 2017 se sometió a una cirugía bariátrica y desde entonces ha perdido más de 130 libras.

Otras figuras como Fernando Villalona evalúan esta fórmula por razones de salud, mientras que Peña Suazo sigue “subido en el palo” rechazándola.1 de 3  

Michel “El Buenón”.
Juan Carlos Pichardo Jr.
El Chaval de la Bachata.

Comments are closed.