Boeing cambia software del 737 MAX tras pérdidas millonarias por paralización de aviones

Comments are closed

Boeing ha presentado a la Agencia Federal estadounidense de la Aviación (FAA) algunos documentos sobre una corrección para el sistema de estabilización denominado MCAS de sus modelos 737 MAX, implicado en dos accidentes aéreos en los últimos meses, informó este lunes una fuente vinculada al tema.

La certificación del software, un paso clave para que los aparatos de este modelo vuelvan a volar, no se producirá, según un representante de Boeing, antes de la reunión que la FAA mantendrá el 23 de mayo con reguladores de todo el mundo en Washington.

Contenido relacionado: Demandan a Boeing por no haber advertido sobre el defecto del 737 MAX
La FAA deberá esperar además a recibir los datos del vuelo de prueba que realizará en los próximos días, indicó bajo anonimato la fuente contactada por la AFP.

Boeing calcula que la inmovilización de los aviones le ha costado 1.000 millones de dólares después de que autoridades de todo el mundo prohibieran operar los 737 MAX, después de que dos accidentes con aviones de ese modelo en seis meses causaran más de 300 muertos.

En ambos casos, las primeras conclusiones apuntan a un mal funcionamiento del sistema estabilizador, denominado MCAS. Por ello, Boeing confía en que los cambios en ese programa informático permitirán levantar la veda sobre los 737 MAX.

La FAA informó la semana pasada que había convocado a homólogos de varios países a una reunión el 23 de mayo en Washington para abordar los cambios que la compañía piensa implementar.

Respaldo de accionistas
Los accionistas de la compañía respaldaron a sus líderes este lunes en la asamblea general, pese a los múltiples cuestionamientos que pesaron sobre Boeing en estos últimos días.

El director ejecutivo de la compañía, Dennis Muilenburg, volvió a descartar defectos en el MCAS o una posible precipitación en la certificación del sistema, una versión contraria a la de testigos y empleados, así como a las conclusiones de los investigadores.

Muilenburg aseguró que los accidentes sufridos por los modelos 737 MAX en los últimos meses, como en la mayoría de casos, fueron consecuencia de una “cadena de acontecimientos” y no solo de un factor.

Algunos accionistas propusieron en la reunión anual un plan para promover mayor transparencia convirtiendo en presidente a un director independiente y difundiendo las actividades de lobby y membresías de asociaciones comerciales. Pero esas propuestas no fueron aceptadas por la mayoría.

La derrota de esas mociones fue un alivio para Muilenburg y otros miembros de la compañía, aunque hubo poca sensación de triunfo en una reunión anual que incluyó un momento de silencio por las vidas perdidas.

Las aerolíneas estadounidenses como American Airlines y Southwest Airlines apuntan a agosto para reanudar los vuelos en el 737 MAX con la expectativa de que Boeing reciba la aprobación de su solución por esos días.

@cdn

Comments are closed.