El Rey de Corazones se quedó reinando en los “Juegos de Tronos” del merengue

Comments are closed

Con el merenguero puertorriqueño Manny Manuel hay que decir que se cumple aquello del Ave Fénix, con la presentación del pasado sábado en el más importante escenario de espectáculos de Puerto Rico, como es el coliseo, en el cual superó las expectativas que se habían planteado, vendiendo todas las localidades habilitadas para la función, con un público entusiasta, que disfrutó de principio a fin de su amplio repertorio de éxitos, sustentado en una producción memorable, al frente de la cual estuvieron dos dominicanos que asumieron el compromiso de relanzar su carrera por todo lo alto, como es el caso de Luisín Martí como manager general y René Brea como productor artístico.
Como se sabe, Manny Manuel se encontraba entrampado, en una situación difícil, a raíz del escándalo que se produjo en una de sus presentaciones recientes en Islas Canarias, a conselcuencia de una ingesta alcoholica no controlada, que le llevó a una situación lamentable y penoso, cuando fue obligado a bajar del escenario en medio de su actuación.
Algunos preconizaban, que Manny Manuel, por ese y otros casos, había llegado al final de su carrera, sin parar mientes de que el ser humano es capaz de quermarse y resurgir hasta de sus cenizas, como El Ave fenix.
Y eso es lo que ha hecho Manny Manuel, merced a un  intenso trabajo, luego de afrontar dificultades, personales y profesionales, que pusieron en peligro su dimensión artística.
Dos días antes de la función estaba todo vendido, y la demanda de los que dejan la adquisición de taquilla para el último momento obligó a que se adicionaran 500 personas más a la cantidad previamente establecida.
Lo de Manny Manuel fue apoteósico…Con un público que llenó el aforo deseado… vibrante, emotivo, entregado, solidario, vivo, participativo, y muchos otros adjetivos con los que pudiéramos ejemplarizar el concierto «Un abrazo a Manny Manuel».
El trabajo de René Brea, desde los ensayos, hasta la puesta en escena fue sencillamente formidable. 
Empezando con el  opening del artista entrando al escenario sobre la base del tema de Games of Thrones con una escenografía alegórica a un castillo y el artista ataviado de monarca, tocado con una corona, con antesala al tema El Rey de Corazones, con el que arrancó un concierto de luces, de mucha vistosidad, coreogorafía, visuales y gráficos de última generación. 
Como duele, Y sé que vas a llorar, Fiera callada, Se acabó lo que se daba, Estrellita, I want to hold your hand, Los hombres no deen llorar, y muchos otros temas que forman parte del historial de este singular intérprete, fueron desfilando uno tras otro, sin licencia de descanso para el público, ni siquiera durante los cambios de vestuario, lo que permitió que el show se mantuviera todo el tiempo en alto.Importantes contribuciones fueron la del salsero Domingo Quiñones, y la de su compatriota merenguero Elvis Crespo, quienes de manera solidaria estuvieron presentes en escena, confiriéndole a la presentación un atractivo especial, que le permitió consolidar la propuesta, llevándola al más alto plano espectacular.
Fue una noche de mucho derroche de energía escénica, con una producción al más alto nivel, que desde ya le permite al artista otra dimensión, pues ya su agenda  se llena de diversas ofertas para replicar su concierto en otros países y escenarios.
Sin lugar a dudas que ha sido un sólido relanzamiento de uno de los mejores y más populares intérpretes del merengue desde la plataforma puertorriqueña.
Desde el sábado pasado en el Coliseo de Puerto Rico la vida artística de Manny Manuel  ha escrito nuevos capítulos en su historia musical.

Comments are closed.