Sentencian a Farruko a tres años de probatoria

Comments are closed

Con voz serena y con su padre a sus espaldas, el intérprete de música urbana Farruko salió hoy del tribunal federal agradecido a Dios y a sus fanáticos por el apoyo recibido, y conociendo que se había salvado de la cárcel.

“Muy agradecido con todo lo que el juez dijo, dijo unos factores que son realidad. No es lo negativo que la gente piensa de mí, estoy agradecido a Dios, a mi familia, con la fanaticada a todos los que oraron por mí y a ustedes los periodistas”, dijo Farruko a la prensa que lo rodeaba en las escaleras de la corte federal de Viejo San Juan.

El juez Gustavo Gelpí sentenció hoy a Carlos Efrén Reyes, nombre de pila de Farruko, a tres años de probatoria, a la confiscación de $41,802 y al pago de una pena especial de $200.

El músico fue detenido en abril de 2018 en el aeropuerto Luis Ribas Dominicci de Isla Grande luego de que le encontraran $51,802 en efectivo dentro de la suela de unos tenis que llevaba en una maleta y que no reportó a las autoridades federales como ordena la ley.

El juez estimó que esta era la multa aplicable porque se supone en ley que al viajar se reporte en exceso de $10,000 en efectivo y esto fue lo que no hizo. 

Con un enorme crucifijo en una cadena, Farruko dijo que no le tenía miedo a una sentencia de cárcel, y dijo que “era lo de menos” que le confiscaran los $41,802.

“Uno va preparado para las dos cosas, con las dos bolsas, ganar o perder… no tenía miedo, yo ando con Dios, en verdad estaba tranquilo, tenía fe”.

Este Día de Padres dijo que espera poder pasarlo con sus hijos, agregó.

Abordado por periodistas antes de abandonar el Viejo San Juan en una guagua Yukon negra, el intérprete de “Krippy Kush” aseguró que en este proceso tuvo muchas enseñanzas, y dijo que espera que su fanaticada, a quien le reiteró su agradecimiento, desea que vean lo bueno de toda esta situación, que “cuando uno comete un error debe dar cara y afrontarlo de frente”.

El tema de su deseo de afrontar las consecuencias fue abordado también por Allan Rivera, abogado de Farruko, quien le dijo al juez en la sala que su consejo a su cliente era ir a juicio por los cargos en su contra, pero que el intérprete reconocía que actuó mal.

“Eso se llama integridad, valentía”, dijo Rivera en sala.

Antes de dictar la sentencia, el también juez presidente de la corte federal dijo que tomó en consideración que Farruko no tiene antecedentes, paga sus impuestos, cumple con sus deudas, que su oficial probatorio aseguró que tuvo una “conducta ejemplar” durante el año que estuvo bajo fianza, y que viene de una familia trabajadora que incluso lo colocó en una escuela privada y que el ahora músico completó sus estudios.

Farruko dedicó varios minutos a agradecer el apoyo de su padre, Efraín Reyes.

“Mi papá estuvo conmigo apoyándome todo el tiempo, como hijo me da un poco de vergüenza que haya tenido que pasar por esto. Hoy mismo cuando salí de casa él estaba llorando y me partió el corazón. Venía con eso en la mente. La familia lo es todo”, sostuvo Farruko.

A corta distancia, su papá observaba y sonreía. Minutos antes, en la sala del juez, el hombre se echó a llorar y abrazó su hijo tras el veredicto favorable.

“Todo el tiempo fue un buen muchacho, en la iglesia, en colegios, siempre fue un muchacho bueno”, aseguró don Efrén, quien dijo que “yo había orado mucho y espera que Dios hiciera este milagro”.

“Estoy feliz”, agregó.

La vista de sentencia comenzó puntual, al mediodía, con una exposición de la fiscal federal María Montañez, que aseguró que estaban tratando este caso como el de cualquier otro acusado de no reportar ingresos al momento de entrar a Estados Unidos. Farruko llegó más tarde a la pequeña y atestada sala, cuando lo buscó su abogado -quien vestía el mismo tipo de traje que él, negro de rayas blancas.

El abogado intentó infructuosamente que no le confiscarán el dinero, alegando que aunque el estatuto fderal así lo permite, que en realidad había una violación a la octava enmienda a la constitución federal porque los $51,802 eran producto de una empresa legítima, de un concierto del cantante.

Antes de escuchar su sentencia, el cantante expresó que se siente totalmente arrepentido de lo que hizo.

“Pido disculpas. Estoy aquí para enfrentar las consecuencias como un caballero”, dijo.

Además, añadió que está muy satisfecho con el trabajo de sus abogados. Asimismo manifestó que entiende que el proceso legal tendrá un efecto positivo en su vida.

“Si me encarcelan se pone en riesgo los trabajos de las personas que dependen de mí”, agregó.

El magistrado destacó que el cantante no tiene antecedentes y que su oficial probatorio dijo que ha tenido una «conducta ejemplar» en el año que ha estado bajo fianza.

«Quiero dejar esto muy claro: no hay evidencia de tráfico de drogas, de armas o de personas» expresó el juez Gelpí antes de la sentencia en probatoria.

Comments are closed.