Rondón advierte perdería los estribos; “si hay una deshonra, qué me importa a mí la vida”

Comments are closed


EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El empresario Ángel Rondón, principal acusado en el pago de US$92 millones que hizo Odebrecht en República Dominicana, advirtió este jueves que no dejará que ningún funcionario de cualquier Gobierno tire por la borda su trabajo de 50 años, y que dejó claro que no permitirá una deshonra de su familia, porque eso lo llevaría a que él pierda “los estribos”.

“Si pierdo mi trabajo de cincuenta años, deshonro a mi familia, qué me importa a mí la vida entonces”, se pronunció en tono molesto.

Aunque negó la acusación de sobornos, consideró que en el expediente que ha instrumentado el Ministerio Público se incluyeron a personas de manera injusta.

Reconoció que ha realizado aportes económicos a políticos dominicanos para campañas electorales, y que la primera de esas aportaciones se la hizo a José Francisco Peña Gómez, a quien en 1977 entregó 300 pesos para la campaña electoral de Don Antonio Guzmán Fernández, quien ganaría las elecciones de 1978 para convertirse en Presidente de la República.

Comments are closed.

Abrir chat